Viaje al Maastricht subterráneo

A pesar de que los Países Bajos se llamen así por algo, sí, existen montañas. Pocas, pero existen. El lugar más alto no llega a los 330 metros sobre el nivel del mar y es el monte Vaals, denominado también tripunto porque marca la frontera entre Alemania, Bélgica y Holanda. Bastante cerca, en la región de Limburgo podemos encontrar el Monte de San Pedro, lugar que eligieron las suelas de mis botas para pisotear el fin de semana pasado.

Vista Panorámica desde el Monte San Pedro

Se trata de un cerro bastante sencillo si se juzga a simple vista. A un lado se presenta el río Maas (Mosa en castellano) y al otro el valle del Geer. Ocupa una franja entre Maastricht y Lieja y es un claro ejemplo de que las cosas no siempre son lo que parecen.

Desde la época romana y tras los primeros asentamientos en Maastrich (hay que recordar que la primera ciudad que se fundó como tal bajo los cánones romanos fue Nijmegen, ¡orgullo ante todo!) se comenzaron a excavar túneles en este monte para la extracción de piedra caliza. Hasta la Revolución Industrial se llevó a cabo una actividad frenética bajo las piedras del San Pedro, hasta tal punto que se excavaron unos 200 kilómetros repartidos en 20000 túneles (que no cuevas, como se les conoce popularmente. Las cuevas son naturales mientras que los túneles o galerías son artificiales) de los que hoy a penas se conservan 8000.

Maastricht, como ciudad de comercio y de paso que ha sido durante toda su historia siempre fue deseada. Los túneles pues, supusieron un escape en caso de asedio o guerra. En ellos podían esconderse hasta 5000 soldados y durante la Segunda Guerra Mundial se preparó el complejo de galerías para resguardar a toda la población de la ciudad. Había de todo, desde capillas a hornos de pan.

Hoy en día, tras su deterioro por el abuso de la industria extractora, los túneles se encuentran casi en desuso. Se llevan a cabo visitas guiadas para dar a conocer este mundo subterráneo que son las galerías del Monte San Pedro y sus pinturas. Y es que desde el siglo XIV (que se conservan pintadas en los muros de los túneles, científicamente testado con la prueba del Carbono 14) numerosos artistas, publicistas o simples macarras quisieron dejar su rastro en este lugar.

¿Sabes que debido a la oscuridad total a las pocas horas de permanecer en los túneles sin iluminación tu mente empieza a producir imágenes ficticias? ¿Sabes también que estos túneles han sido lugar de hallazgos arqueológicos como varios esqueletos de Mossasaurus (no es coincidencia que el nombre del bicho en cuestión venga de Mosa)? ¿Sabes que estos túneles son el hogar de una de las familias más abundantes de murciélagos del Norte de Europa? ¿Y sabes que en el Monte San Pedro existe una diversidad botánica excepcional con orquídeas de lo más extrañas? Pues ya lo sabes, y si quieres saber más lo único que puedes hacer es ir a verlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s